miércoles, 22 de junio de 2016

Promesas de Dios a la Orden de San Benito


Autor - link del original: 



Las promesas dadas a San Benito. 

Su orden existirá hasta el fin del mundo. En el fin del mundo, en la batalla final, su orden prestará un gran servicio a la santa Iglesia y confirmará a muchos en la fe. Todo aquel que persiga a su orden y no se arrepienta verá sus días acortados o se encontrará con un fin desafortunado. Sin embargo, todos los que amen su orden obtendrán una muerte feliz.

El Monasterio de la Sagrada Familia 
[click] es de la Orden Benedictina. Cinco gracias Dios concedió a San Benito y su Orden.

Podemos observar dos promesas de Dios a San Benito muy importantes:

1° "Tu Orden ha de durar hasta el fin del mundo". En esta promesa, es evidente que, los Benedictinos durarán hasta el fin del mundo, y es obvio que deben ser verdaderos Benedictinos fieles a la Iglesia Católica, Dios no hizo la promesa a "pseudo-monjes benedictinos" pertenecientes a la Roma apóstata, es claro que no se refiere a los modernistas sino a verdaderos monjes católicos pertenecientes a la Orden de San Benito.

2° "Entonces estará firme por la Iglesia Romana, y confortará a muchos en la Fe". En esta promesa podemos ver con claridad que la Orden permanecerá firme, o sea fiel, a la Iglesia Romana que es la Católica fundada por Cristo, y dice que confortará a muchos en la Fe.

Así que por estas promesas podemos saber que la Orden de San Benito habría de existir hasta el fin del mundo y algunos de sus miembros permanecerían firmes en la Fe, y por tanto serían una guía segura.

Ahora bien, en medio del caos y apostasía actual, y despues de haber buscado durante años algún monasterio Benedictino fiel a la Tradición Católica, solo encontramos uno, y este es el Monasterio de la Sagrada Familia cuyo superior es el hermano Michael Dimond. Es evidente que la promesa sigue su curso y hoy en día se cumple en ellos.

Sin duda alguna son los monjes de dicho monasterio, los únicos Benedictinos verdaderos en la época actual, y son ellos los únicos Benedictinos que defienden la verdadera Fe a capa y espada, contra viento y marea, le pese a quien le pese.

¿Que son perseguidos y atacados? ¡Sí! ¡por la gracia de Dios! Y así todos los que defienden y aman la verdad, fueron, son y serán perseguidos y odiados por el mundo, pues nuestro Señor Jesucristo nos dijo "Si a mi me han perseguido, también a vosotros os perseguirán".

¡Quien tenga oídos para oír que oiga!

Crux Sancti Patris Benedicti
Crux Sancta sit mihi lux
Non draco sit mihi dux
Vade retro Satana
Nunquam suade mihi vana
Sunt mala quae libas
Ipse venena bibas.


Información extremadamente para la salvación de las almas, lea el libro gratis en pdf: "La Verdad de lo que le ocurrió a la Iglesia Católica después del Segundo Concilio Vaticano" (click en el enlace).